¿Qué es fundamental para un buen clima laboral?

Actualmente, el clima organizacional es considerado un factor importante para el desempeño laboral, siendo el ser humano el centro del trabajo y el elemento más importante en la empresa, una pieza fundamental para implementar la estrategia de negocio y alcanzar las metas propuestas por la dirección de la compañía. Construir un clima laboral positivo es […]

Opinión

MAGALY DÍAZ QUISPE
Coordinadora de Reclutamiento y Selección

17 Jun 2019

Actualmente, el clima organizacional es considerado un factor importante para el desempeño laboral, siendo el ser humano el centro del trabajo y el elemento más importante en la empresa, una pieza fundamental para implementar la estrategia de negocio y alcanzar las metas propuestas por la dirección de la compañía.

Construir un clima laboral positivo es tarea de todos los integrantes de la empresa; para lograrlo se debe tener en cuenta que es importante que influyan las condiciones interpersonales: liderazgo, confianza, respeto, entre otros, teniendo como resultados un ambiente de trabajo respetuoso, colaborativo, dinámico y responsable. Lo importante para alcanzar estos logros es que exista un interés y voluntad por parte de los involucrados, es decir, la empresa y sus colaboradores deben alcanzar consensos para ello.

La presencia de un liderazgo fuerte es importante para marcar los límites a los trabajadores y eliminar los vínculos negativos en la oficina. Además, un buen líder puede reorganizar los equipos de trabajo, establecer canales de comunicación y retroalimentación o romper con la rutina en la empresa. Entonces, generar un buen clima laboral a los trabajadores puede empezar pensar en definir programas de bienestar que permita determinar qué es lo que le gusta a la gente, a los diferentes equipos.

Es importante saber sus gustos y opiniones, de modo de poder establecer las actividades más motivadoras. Asimismo, generar un gran clima laboral es reconocer el esfuerzo de las personas para alcanzar sus objetivos, generando que el grupo sienta que su esfuerzo es valorado y que las personas estén motivadas para cumplir con mayor efectividad sus metas y los que no han logrado ese reconocimiento sepan que lo pueden alcanzar mejorando día a día en el desempeño de sus tareas y funciones.